Aplicar suavemente la crema anti-aging sobre la piel de la cara y el cuello. Es importante que previamente te hayas aplicado el Serum Antiarrugas, ya que éste potencia la efectividad de la crema. Utilizar todas las noches, unos minutos después del Serum Antiarrugas para asegurar que los activos penetran en la piel, garantizando así su efectividad.