Humedecer la cara con agua, aplicar el limpiador y frotar suavemente con movimientos circulares. Retirar con agua.
Una buena limpieza es imprescindible para retirar maquillaje y suciedad acumulada durante el día.

No apto para pieles sensibles. En el improbable caso de irritación suspender su uso.